Viñedos

 

Bodegas Señorío de Aldea cuenta con 12 Ha de viñedo entre propias y controladas repartidas en 70 pagos diferentes de los cuales el 80% lo conforman antiguas y pequeñas parcelas cuya edad media se acerca a los 100 años, existiendo viñas pre filoxéricas que sobrepasan los 150 años de antigüedad.

Nuestros viñedos están plantados en vaso, evitando así pérdidas excesivas de agua y se encuentran situados al este de la Denominación de Origen Ribera del Duero, predominantemente en Aldea de San Esteban, sede de nuestra bodega, contando con un importante número de parcelas en la vecina Peñalba de San Esteban, en la conocida Atauta , así como en Velilla y en San Esteban de Gormaz, capital de la Ribera del Duero soriana.

Uno de los pilares en los que se sustenta el proyecto de Señorío de Aldea gira entorno a la figura del terroir, contando con  una gran variedad de parajes con microclimas diversos en los que se encuentran nuestros pagos. Con una altitud media de 870 metros sobre el nivel del mar, el clima de la zona es continental severo, con inviernos fríos caracterizados por sus heladas y veranos calurosos y muy secos con severas oscilaciones térmicas entre las distintas estaciones y pluviometría moderada rozando la escasez .

Estas características extremas marcan el carácter de las cepas y en última estancia de nuestros vinos.

Respecto al terruño sobre el que se asientan nuestros viñedos destacan los suelos arcillosos calcáreos y los arcillo arenosos dónde los guijarros representan un elemento repetitivo y común.

 

 

En nuestras diferentes parcelas podemos encontrar 3 de las variedades permitidas en la Ribera del Duero, la predominante es el conocido Tempranillo o Tinta del País que representa un 85% del total, presentándose la Garnacha y el Albillo entremezcladas con el primero.

En línea con la filosofía de nuestro proyecto, el futuro inmediato de la bodega pasa por la adquisición o control de nuevos viñedos centenarios que en coherencia con la gran valoración que tenemos de la vinificación de uvas procedentes de cepas viejas y centenarias vengan a completar nuestro compromiso con la calidad y la elaboración de vinos de pago.